En el ámbito de las instalaciones eléctricas, la elección adecuada de los conectores es fundamental para garantizar un sistema seguro y eficiente. Existen varios factores a tener en cuenta al seleccionar un conector eléctrico, incluyendo el material, la sección y el diámetro del conductor, el tipo de cable y el efecto de la corrosión galvánica.

En este artículo, exploraremos la importancia de elegir un buen conector eléctrico, destacando las diferencias entre cobre y aluminio, el impacto del tipo de cable y el fenómeno de la corrosión galvánica. Además, analizaremos las ventajas de los conectores bimetálicos y ofreceremos conclusiones clave.



El material  

El material del conector eléctrico es un aspecto crucial que afecta al rendimiento y la durabilidad del sistema. El cobre y el aluminio son dos materiales ampliamente utilizados en la industria de la electricidad. El cobre es conocido por su excelente conductividad eléctrica y su resistencia a la corrosión. Es ideal para aplicaciones de puesta a tierra y distribución de energía. Por otro lado, el aluminio es más liviano y menos costoso que el cobre, aunque su conductividad eléctrica es inferior. Se usa ampliamente en las instalaciones aéreas en el transporte de energía, debido a su peso (es 70% más ligero que el cobre para la misma sección de cable). La elección del material depende de las necesidades específicas de la instalación, considerando factores como la capacidad de corriente requerida y el presupuesto disponible.

El diámetro del cable   

Otro aspecto importante a tener en cuenta es el diámetro del cable. El diámetro de los conductores de cobre no es el mismo que de los conductores de aluminio para la misma sección, sobre todo si se trata de cable de cobre flexible. Es una de las principales razones por la que un mismo conector bimetálico no puede usarse tanto para cable de cobre, como de aluminio. De hecho, para un terminal, el concepto “bimetálico” significa que se usa para conectar los cables de Al a pletinas de Cu o al revés. Recuerda que es fundamental consultar las recomendaciones y especificaciones técnicas para seleccionar el conector apropiado según el tipo de cable utilizado.

La corrosión galvánica   

La corrosión galvánica es un fenómeno que ocurre cuando dos metales diferentes están en contacto y en presencia de un electrolito, por ejemplo, la humedad de la condensación. Esto puede provocar la degradación de los conectores y afectar negativamente a su rendimiento. La corrosión galvánica es particularmente relevante cuando se utilizan los materiales muy diferentes por su potencial electrolítico, como el cobre y el aluminio. Para evitar este problema, es recomendable utilizar conectores diseñados específicamente para resistir la corrosión galvánica, como los conectores bimetálicos. Estos conectores combinan materiales como el cobre y el aluminio en una construcción especial, o llevan una capa de estaño que hace de “intermediario” entre estos dos metales minimizando así los efectos de la corrosión galvánica. Además, ofrecen una mayor durabilidad y vida útil en comparación con los conectores convencionales.



 

 

  En conclusión, elegir un buen conector eléctrico es esencial para garantizar la eficiencia y la seguridad de las instalaciones eléctricas. Factores como el material, el diámetro, el tipo de cable y la corrosión galvánica deben tenerse en cuenta al seleccionar el conector adecuado. Los conectores bimetálicos se destacan por su capacidad para resistir la corrosión y su versatilidad en diferentes aplicaciones.

Nuestro terminal exclusivo
TDC/S es una opción perfecta para las aplicaciones bimetálicas, puesto que lleva una capa del estaño. El estaño se encuentra entre aluminio y cobre en la serie galvánica y actúa como la capa protectora entre estos dos metales. La aplicación, mediante un baño electrolítico de la capa de estaño evita la unión directa entre Al y Cu, previniendo de esta manera la reacción química.

Al considerar estos aspectos y elegir conectores de calidad, se puede garantizar un rendimiento óptimo y una mayor vida útil del sistema eléctrico.

 


Facebook Twitter LinkedIn WhatsApp
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y razones técnicas, para mejorar tu experiencia de navegación, para almacenar tus preferencias y, opcionalmente, para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Hemos incluido algunas opciones de configuración que te permiten decirnos exactamente las cookies que prefieres y las que no. Pulsa ACEPTAR para consentir todas las cookies. Pulsa CONFIGURACIÓN para decidir las opciones que prefieres. Para obtener más información sobre nuestras cookies accede a nuestra Política de cookies aquí: Más información
Aceptar Rechazar Configuración